Tuk Tuk recorriendo los templos de Angkor

Pedaleando por El Templo Más Grande del Mundo

Salir a recorrer cualquier lugar en bicicleta, siempre es un plan tentador. Aún más, cuando se trata de visitar el majestuoso Angkor Wat, la construcción religiosa más grande del planeta.

Descubrir las ruinas de Angkor Wat es una experiencia imperdible. Para eso es necesario llegar a Siem Reap, ubicada a 318 kilómetros de Phnom Phem, la capital del Reino de Camboya y a unos cuatrocientos de Bangkok (Tailandia).

La pequeña ciudad multiplica su población gracias al auge turístico del país en las últimas décadas. La oferta de hospedajes es muy amplia, así como también sobran las opciones para recorrer Angkor −en van, bus o tuk-tuk, por ejemplo−.

Angkor en Bicicleta
Pedalear de templo en templo, una opción inmejorable

Cuenta con más de ciento sesenta hectáreas en las que se pueden encontrar lagunas, puentes naturales, prados y bosques. Donde se esconden una multitud de templos, donde se respira una energía especial.

El complejo abre a las 5 de la mañana y cierra a las 6 de la tarde cada día. Desde los jardines de nenúfares frente a Angkor es posible presenciar el amanecer o la puesta de sol.

Nenúfares en Angkor
Las flores rosadas resaltan frente a Angkor Wat

Dicho esto, sólo resta ir en busca de una bicicleta. ¿Por qué en bici? Para disponer del tiempo que se desee en cada sector sin depender de otros factores, alcanzar una mayor conexión con el lugar y, además, se trata del medio de transporte menos contaminante y más económico entre las opciones.

El camino desde Siem Reap es sensacional. El naranja de la tierra acompaña desde los costados del averiado asfalto, por el que giran y giran las ruedas de la bicicleta. El silencio lo envuelve todo durante los pasajes transitados lejos de los vehículos que, incansablemente, llevan y traen turistas a cada rincón de esta maravilla camboyana.

Un festín arqueológico endulza los ojos. Descubriendo el arte que anida en cada pared, en cada puente construidos por los jemeres alrededor de los siglos IX y XII. Los templos emergen hasta entre los árboles, dejando descubrir al imperio antiguo perdido en medio de la naturaleza.

Angkor Thom
Angkor Thom, repleto de rostros tallados en las piedras

Una ciudad construida originalmente para venerar a dioses hindúes y que, con el correr del tiempo, llegando al siglo XII, se convirtió en un centro budista. La delicadeza y los detalles que cada pared de piedra ofrece son un deleite visual.

Amé visitar Angkor Wat. Pedalear entre sus bosques y encontrarme con templos inmersos entre los árboles. Este rincón camboyano tiene mucho para decir a través de sus muros, de su naturaleza. La energía se desparrama por todo el lugar, empujando la bicicleta hacia adelante.

Una porción de la historia de Asia habla a través de estos muros, hoy fotografiados por viajeros de todo el planeta. Aunque soy consciente de que no existe cantidad de tiempo suficiente para ver la totalidad de lo que Angkor atesora, recomendaría ir al menos dos días. De esta forma, se destinaría un día entero a cada circuito (son dos: “grande” y “chico”).

Templos de Angkor

Sobre los tickets de ingreso

Existen tres opciones:

  • 1 día: 37 U$D
  • 3 días: 62 U$D
  • 7 días: 72 U$D

Las entradas se consiguen en el Área de Conservación de Angkor, ubicado en la Avenida Charles de Gaulle, sobre el camino entre Siem Reap y las ruinas de Angkor Wat (nueve kilómetros en total). Solamente se acepta el pago en efectivo. Después de abonar, te tomarán una foto y te darán un pase válido por la cantidad de días elegida.

¿Cuándo ir? Esta zona de Asia es calurosa durante todo el año, lo recomendable es evitar el monzón. Esta época de lluvia comienza en junio y finaliza en el mes de octubre.

Las opciones para hospedarse son muchísimas. El Tin Tin Guest House, es una muy buena opción en el centro del pueblo. La popular “Pub Street”, es el paseo obligado a la hora de buscar bares y entretenimiento nocturno.

Leandro Blanco Pighi

@viajero_intermitente

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *